Política de violencia laboral

Juan L. Bolaños Suárez, Concesionario de APINSA, se compromete a:
– No tolerar ningún tipo de violencia hacia sus empleados ni entre ellos mismos.
– Liderar y apoyar todas las medidas para prevenir la violencia laboral en sus centros de trabajo.
– Establecer y divulgar procedimientos de actuación, control y registro de los incidentes violentos.
– Ofrecer confidencialmente el apoyo necesario a los trabajadores afectados. Por otro lado, condena las siguientes conductas en el entorno laboral:

    1. Discriminación: Está prohibida cualquier acción discriminatoria (despedir, no contratar, o negar capacitación, retribuciones, condiciones o privilegios del trabajo), por razones de raza, color, sexo, edad,
      estado civil, sindicación, religión, opinión política, nacionalidad, origen social, discapacidad, identidad de género u orientación sexual.

    2. Acoso: En la compañía se prohíbe cualquier forma de acoso basado en la condición de una persona:
      – Acoso Sexual: Las conductas indebidas, que constituyan requerimientos de carácter sexual, realizados por cualquier medio, no consentidas por quien las recibe, y que amenacen o perjudiquen su
      situación laboral o sus oportunidades en el empleo.
      – Acoso laboral: Toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterado, ejercida por un superior o por uno o más trabajadores, y que tenga como resultado su maltrato o humillación, o bien que
      amenace o que perjudique su situación laboral o sus oportunidades de empleo.

    3. Violencia: No se tolerarán actitudes violentas verbales ni físicas.

    4. Represalias: Está prohibido tomar acciones negativas contra cualquier persona que se relacione
      comercialmente con APINSA, por denunciar alguna conducta que pueda infringir esta política, por presentar una denuncia por discriminación o acoso, por ayudar a otra persona a presentar una denuncia por
      discriminación o acoso, o por ser declarante en la investigación de un posible caso de discriminación o acoso.
      Todos los empleados deben comunicar cualquier situación de violencia laboral que puedan sufrir o presenciar.

APINSA se compromete a desarrollar una cultura en el lugar de trabajo, basada en la SEGURIDAD, la DIGNIDAD, la NO DISCRIMINACIÓN, el
RESPETO y la COOPERACIÓN.

1